Taller online y gratuito “Cannabis: Prevención, Diagnostico y Tratamiento” en Valencia

Fuente: Blog de Valencia Adicciones

Os recordamos que a través de los Talleres de Formación on-line del Plan Nacional Sobre Drogas y con la colaboración y patrocinio de AESED (Asociación Española de Estudios en Drogodependencias) se pone en marcha la 12ª edición del Taller“Cannabis: Prevención, Diagnostico y Tratamiento” que tendrá lugar entre el 3 de Noviembre y el 7 de Diciembre, ESTA DE VEZ DE FORMA GRATUITA. El Taller está dirigido a los profesionales del ámbito de la prevención y atención de las adicciones a drogas y otras conductas adictivas como son el personal sanitario, profesores, educadores, monitores, padres de familia, estudiantes etc.
Todos los materiales didácticos han sido elaborados por un equipo de profesorado experto en los diversos campos del conocimiento, las competencias y las habilidades de las disciplinas que componen el curso. Los/las alumnos/as tiene a su disposición todo el material y se lo podrá descargar en su ordenador e imprimirlo en papel, lo que facilitará su lectura y estudio sin estar conectado.
El curso podrá contar, además, de un conjunto de recursos adicionales que van a permitir ampliar conocimientos más allá de los contenidos básicos del mismo: Glosario de términos, Enlaces de Interés a páginas de Internet, Biblioteca Virtual, Audioteca, Galería de imágenes, Bibliografía, Buscador de términos, Agenda personal, Consejos Técnicos, etc.

Para más información pinche aquí.

La comunicación entre los participantes del curso se realiza a través de FOROS que permiten intercambiar mensajes y archivos. El objetivo de un foro es el de servir de punto de encuentro de tod@s l@s participantes del curso, permitiendo debates sobre aspectos de actualidad relacionados con el contenido del curso o plantear dudas de carácter general, insertar noticias de la prensa relacionadas con la materia , etc.
Anuncios

La FAD lidera un proyecto europeo para analizar y prevenir los riesgos del cannabis en jóvenes

Fuente: FAD

Reducir el consumo de cannabis entre jóvenes europeos de 15 a 18 años y evitar los riesgos relacionados con su consumo -especialmente con su consumo abusivo-, es el objetivo de un proyecto apoyado por la Comisión Europea, en el que participa la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), como coordinadora de un grupo en el que se encuentran otras cinco entidades europeas de cuatro países (España, Italia, Portugal y Rumanía).

En el marco del proyecto -titulado “Implementación de un programa de prevención del abuso de cannabis entre jóvenes consumidores y evaluación de resultados mediante una escala de actitudes hacia el consumo de drogas” (CAPPYC, de sus siglas en inglés)- se pondrá en marcha un programa de prevención que llegará a un total de 2.400 jóvenes de entre 15 y 18 años en España, Italia, Portugal y Rumanía.

El objetivo de dicha actuación preventiva es doble: por un lado reducir la intención de consumo y abuso de cannabis en ese grupo juvenil y, por otro, analizar mejor las circunstancias y variables que rodean ese consumo, creando una serie de escalas e instrumentos que permitan conocer mejor esa conducta y los factores de riesgo relacionados con la misma.

El proyecto será realizado por un consorcio compuesto, además de por la FAD, por la Fundación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (FUNED) y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, el CESIE en Italia, la Universidad Católica de Portugal y la ONG AMOS en Rumanía.

La FAD coordinará el proyecto y su papel también tendrá que ver con el diseño y ejecución del programa de prevención, en consonancia con las actuaciones que cada entidad realice en otros países. Las dos entidades universitarias españolas serán las encargadas de liderar el diseño y utilización de los instrumentos de evaluación del consumo, de los factores de riesgo y, posteriormente, del programa aplicado.

UN PROGRAMA DE PREVENCIÓN TRASNACIONAL NOVEDOSO

El programa de prevención en el que participarán simultáneamente jóvenes de los cuatro países europeos supone una propuesta educativa novedosa, pensada para permitir que los jóvenes reflexionen sobre tres ideas alrededor de los consumos de drogas que habitualmente adoptan sin haber sido suficientemente reflexionadas de manera racional: la relación del consumo con la evasión de problemas, la expectativa de diversión depositada en el cannabis y la supuesta necesidad de integración en un grupo como elemento motivador de los consumos que realizan o piensan realizar.

Para ello, el programa propone 7 sesiones de actuación con cada grupo de jóvenes, en las que se desarrollan dinámicas apoyadas en un audiovisual específicamente desarrollado para propiciar la reflexión en torno a los riesgos y los beneficios que se relacionan con dicho consumo. La intención del programa es incrementar la conciencia de los riesgos de dicha conducta y ajustar los beneficios, pues frecuentemente se encuentran claramente descompensados.

Este proyecto está financiado por la Dirección General de Justicia de la Comisión Europea por el 80% de su coste, que se establece en cerca de los 375.000€ a lo largo de casi 2 años de duración. Tras su finalización, se ofrecerán a toda la comunidad científica y educativa europea tanto el programa de prevención de problemas relacionados con el consumo de cannabis, evaluado en los cuatro países en los que se haya implementado, así como los instrumentos de medición de los factores de riesgo relacionados con dichos consumos, también desde cada país participante.

CONSUMO DE CANNABIS EN EUROPA

Según datos del Observatorio Europeo de Drogas, el cannabis es la droga ilegal más consumida en todos los grupos de edad.

Se estima que 14,6 millones de jóvenes de 15 a 34 años la consumieron en el último año (el 11,2%).

España ocupa el cuarto puesto de la clasificación (con una tasa de prevalencia del 17%), sólo superada por República Checa (18,5%), Dinamarca (17,6%) yFrancia (17,5%). El menor consumo de cannabis se detecta en Rumanía (0,6%), Malta (1,9%) y Grecia (3,2%).

Un informe parlamentario aboga por aumentar el gasto público en atención a drogodependientes

Fuente: Europa Press

La Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas debate y aprueba hoy martes el informe de un grupo de trabajo sobre adicciones legales e ilegales que, entre otras cuestiones, aboga por recuperar las partidas presupuestarias destinadas a la atención a toxicómanos y endurecer la lucha contra el consumo de alcohol en menores, tomando como ejemplo los buenos resultados obtenidos con la Ley antitabaco.

   Sin embargo apuntan que previsiblemente el informe no incluirá la reapertura del debate sobre la legalidad de los clubes de cannabis en España, después de que el Grupo Popular rechace abordar el vacío legal que hay actualmente al respecto.

   El informe ha sido elaborado a partir de la comparecencia una veintena de expertos en la materia, y entre otras cuestiones recoge la necesidad de recuperar el gasto en materia de atención a toxicómanos, después de que éste haya podido verse afectado en los últimos años con motivo de la crisis y de los recortes en gasto público.

   Asimismo, entre sus recomendaciones propone prestar una especial atención a las adicciones en los más jóvenes y adoptar las medidas normativas pertinentes que impidan la banalización de muchos consumos.

   Uno de los que ha generado más preocupación es el consumo del alcohol entre los jóvenes españoles ya que, según reflejaba el primer borrador del texto, se trata de la droga más consumida, especialmente en espacios de ocio.

   “Se ha señalado, por varios comparecientes, en que quizás, debería pensarse en mecanismos tendentes a su uso racional, teniendo en cuenta modelos como la Ley sobre tabaco, pues el debate en torno a esta norma y, finalmente, la aprobación y aplicación de la misma ha generado un aumento de la percepción del riesgo, así como una disminución de su consumo”, sugiere el informe.

   Entre otros puntos este grupo de trabajo propondría también medidas como el aumento del precio de las bebidas alcoholicas, la reducción de los lugares y horarios de venta de alcohol, o la tasa de alcoholemia cero, para prevenir el consumo en menores.

   En este punto, el informe resalta el descenso de la edad en que se comienza el uso de drogas en general, tanto en las legales, como en las ilegales, que se empiezan a consumir entre los 13 y los 15 años,  en un periodo de desarrollo de las personas en el que hay una especial vulnerabilidad, teniendo en cuenta, además, que no se tiene un conocimiento cierto de los efectos que unos consumos tempranos puedan tener a largo plazo.

EL DEBATE SOBRE LOS CLUBES DE CANNABIS QUEDARÁ APARCADO

   En cambio, en principio el informe de la ponencia no recogerá la preocupación de varios grupos parlamentarios por el vacío legal que rodea a los clubes de fumadores en España, así como el debate internacional que se está produciendo en torno al consumo de esta droga, sobre todo después de que en algunos países de Sudamérica o Estados Unidos se esté planteando su despenalización en determinados casos.

   A pesar de las propuestas de varios grupos, las fuentes consultadas por Europa Press lamentan que el PP se muestre contrario a que sendos temas queden finalmente reflejados en el texto de la ponencia que se aprobará mañana, lo que podría propiciar la presentación de votos particulares para incluirlo.

   Por contra, el informe sí planteará los problemas que genera el cannabis y la baja percepción del riesgo que se tiene sobre esta sustancia (mucho menor que la que se tiene frente al tabaco); así como que, en muchos casos, se haya incrementado en su composición la cantidad de producto psicoactivo, lo que la hace más tóxica y adictiva.

   Este trabajo también hace referencia al peligro del consumo de las drogas ante la manipulación de las sustancias. “Las nuevas drogas están más concentradas, más mezcladas, mas combinadas. En algunas, como la heroína o el cannabis, se meten sustancias que nada tienen que ver con ellas y se aumenta su concentración”, apunta.

ADICCIONES SIN SUSTANCIAS

   Finalmente, el texto hace referencia a las nuevas adicciones sin sustancias, como la ludopatía, o aquellas surgidas a partir de las nuevas tecnologías, como Internet, o los juegos ‘on line’, por ejemplo. “Se trata de un trastorno que en un gran número de casos suele ir asociado a otras adicciones, especialmente al alcohol”, apostilla.

   Este trabajo, elaborado por 15 parlamentarios, plantea la realización de estudios que permitan avanzar en su conocimiento,  ligar las conclusiones de los mismos a la prevención y organizar, mediante la normativa que en cada caso sea necesaria, la utilización de la publicidad, especialmente en relación con nuevos fenómenos como el juego ‘on line’, en el contexto de una estrategia de juego responsable.

   Estas mismas fuentes consideran prioritario igualmente una mención al nuevo anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, ya que éste suprime la alternativa de la rehabilitación a los consumidores habituales para penarles directamente con la cárcel.

El consumo de alcohol aumenta entre los escolares, sobre todo entre los de 14 y 15 años

Fuente: Plan Nacional sobre Drogas
  • Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanazas Secundarias ( ESTUDES) 2012-2013
  • Sube ligeramente la edad de inicio del consumo de alcohol, aunque crece la proporción de estudiantes que beben bebidas alcohólicas
  • Más de la mitad de los menores de entre 14 y 18 años han hecho ‘botellón’ en el último mes. A los 14 años, 1 de cada 4 ha participado en un ‘botellón’
  • El consumo de cannabis en este sector de la población se ha reducido en un 36% desde 2005
  • También se confirma la tendencia descendente en el consumo de cocaína, que se ha reducido en un 60% en una década
  • Aumenta la percepción de riesgo del tabaco: más del 90% de los escolares consideran que fumar a diario es peligroso
  • España puso en marcha en 2012 un sistema de alerta temprana para detectar el posible consumo de drogas emergentes y ha sido un país pionero en estudiar su prevalencia

5 de marzo de 2014.-  El consumo de alcohol entre los escolares de entre 14 y 18 años ha aumentado en los últimos dos años. Pese a este aumento, sube ligeramente la edad de inicio en el consumo de bebidas alcohólicas, que se sitúa en los 13,9 años. También se confirma la tendencia descendente en el consumo de cannabis, que se ha reducido en un 36% desde 2005 entre los escolares.

Los datos los recoge la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2012-2013, que hoy ha dado a conocer en rueda de prensa el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre DrogasFrancisco Babín.

Babín, que ha vuelto a subrayar la apuesta del Gobierno por prevenir el consumo de alcohol entre los menores, ha alertado del arraigo del fenómeno del “botellón” entre los menores y de la elevada frecuencia de las borracheras y de los atracones de bebidas alcohólicas, cuyo uso se está generalizando.

La encuesta incluye una muestra de 27.500 estudiantes de entre 14 a 18 años, de 750 institutos o centros de formación profesional públicos y privados de toda España. La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas realiza cada dos años este estudio desde 1994, que revela las tendencias del consumo de drogas entre los escolares españoles.

PRINCIPALES RESULTADOS

Algunos de los principales resultados de este estudio son los siguientes:

·       El alcohol y el tabaco, seguidos del cannabis siguen siendo las drogas más consumidas por los estudiantes españoles. Le siguen, por este orden, hipnosedantes (con y sin receta), cocaína, éxtasis, alucinógenos, anfetaminas, inhalables volátiles y heroína, que se sitúa en último lugar.

·       El 81,9% de los estudiantes dice haber consumido alcohol en el último año, “una cifra muy alta que refleja la magnitud del problema al que nos enfrentamos”, en opinión del delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas; asimismo, el 35,3% ha consumido tabaco en el último año, el 26,6% cannabis, el 11,6% hipnosedantes, el 2,5% cocaína, el 2% alucinógenos, el 1,7% anfetaminas y el 0.7 % heroína.

·       Con respecto al género, los datos de esta encuesta demuestran que el consumo de tabaco, alcohol e hipnosedantes está más extendido entre las mujeres. Pese a ello, los hombres que consumen alcohol o tabaco lo hacen con mayor intensidad que las mujeres. En cambio, el consumo del resto de sustancias (cannabis, cocaína, alucinógenos, anfetaminas o heroína) está más extendido entre los varones.

·       Por tramos de edad, se observa un salto considerable entre los 14 y 16 años en el consumo de las tres drogas de mayor prevalencia (alcohol, tabaco y cannabis). En el caso del alcohol, a los 14 años el 63% de los estudiantes lo ha consumido alguna vez en el último año. A los 16 años, el 84% ya lo ha consumido, lo que supone un aumento de 21 puntos porcentuales. Lo mismo sucede con los psicoestimulantes como cocaína, éxtasis o anfetaminas: la mayor extensión del consumo se produce entre los 16 y los 18 años.

·       La edad media de inicio permanece estable en todas las drogas y oscila entre los 13 y los 16 años, según las sustancias. Sube ligeramente la edad de inicio del alcohol, que se sitúa en los 13,9 años de media (frente a los 13,7 de la anterior encuesta). Pese a ello, continúa siendo una edad de inicio muy temprana.

 ·       El policonsumo es cada vez más frecuente entre los jóvenes, tanto en España como en Europa. En nuestro país, de cada 10 estudiantes, 4 son policonsumidores (consumen dos o más sustancias).

·       El papel de los amigos es otro de los aspectos que pone de manifiesto esta encuesta. Las prevalencias de consumo de cualquier droga son mayores entre los escolares que perciben un mayor número de amigos consumidores de esta misma sustancia. Por ejemplo, de los encuestados que dicen que todos o la mayoría de sus amigos consume alcohol, el 89% también lo consume. Sin embargo, de los que dicen que pocos o ninguno de sus amigos bebe alcohol, sólo lo consume el 46%.

·       Los estudiantes de entre 14 y 18 años perciben el alcohol como la sustancia menos peligrosa y consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis.

DATOS MÁS SIGNIFICATIVOS POR SUSTANCIAS

Por sustancias, los datos más significativos son los siguientes:

Alcohol.-Los datos de esta encuesta revelan un importante aumento del consumo de alcohol. Así el 83,9 por ciento de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha probado alguna vez en la vida el alcohol. El 81,9% han consumido en el último año y el 74% ha consumido alcohol en el último mes.

Además, 6 de cada 10 estudiantes se ha emborrachado alguna vez, 5 de cada 10 lo hizo en el último año y 3 de cada 10 en el último mes. Desde 1994 se observa una tendencia global ascendente en la proporción de estudiantes que se han emborrachado en los últimos 30 días.

La frecuencia y la intensidad del consumo de alcohol aumentan con la edad. Con 17 años, el 63%, casi dos tercios de los estudiantes, se han emborrachado en el último año.

Las mujeres consumen alcohol en mayor proporción que los hombres, e incluso el porcentaje de chicas que se emborrachan es mayor que el de los chicos.Así, el 29,2% de las escolares de 14 años se han emborrachado alguna vez en el último año.

El patrón del consumo de bebidas alcohólicas en forma de “atracón” (5 o más copas en un corto espacio de tiempo) es similar al de las borracheras. El 43% de los estudiantes de 16 años y la mitad de los de 17 se han atracado de alcohol alguna vez en el último mes.

  La encuesta incluye por primera vez una pregunta específica sobre el “botellón”.  El 62% de los encuestados ha participado en uno al menos una vez en el último año y el 53,3% en el último mes. La encuesta también revela una relación directa entre el “botellón” y los atracones de alcohol. Los consumos intensivos (borracheras y atracón de alcohol) son más habituales entre los que “hacen botellón”. Lo mismo sucede con la relación entre el “botellón” y el consumo de otras drogas: los escolares que realizan “botellón” presentan una mayor prevalencia de consumo de cannabis y cocaína.

 El supermercado (61,8%), seguido de bares o pubs (57,7%) son los lugares donde con más frecuencia los escolares consiguen el alcohol, pese a que la venta a menores está prohibida. En cuanto al lugar donde lo consumen, 6 de cada 10 menores lo hacen en bares y pubs y 5 de cada 10, en discotecas, y el 57%, en espacios abiertos. Durante el fin de semana las bebidas que más se consumen son los combinados, la cerveza y el vino y, entre semana, la cerveza.

 Tabaco.- El descenso en el consumo de tabaco que se inició en 2004 parece estabilizarse. En 2013, el 43,8% de los escolares ha fumado tabaco alguna vez en la vida, el 35,3% en el último año y el 12,5% lo fuma a diario.

Pese a ello, en los últimos ocho años el consumo de tabaco por parte de los estudiantes de entre 14 y 18 años se ha reducido en un 50%. En 2004, el 21,5% de este sector de la población fumaba a diario, frente a un 12,3% en 2010 y un 12,5% en 2013.

Sigue aumentando la percepción del riesgo del consumo de tabaco. Más del 90% de los escolares consideran que fumar a diario es peligroso para la salud.

 En cambio, se observa un ligero repunte en el consumo medio de cigarrillos, aunque las cifras siguen siendo claramente inferiores a las de 2004. Entre los fumadores diarios, las mujeres fuman menor número de cigarrillos que los hombres.

 Hipnosedantes.- Son las drogas que mayor proporción de estudiantes consumen (con y sin receta) tras el alcohol, el tabaco y el cannabis. El 18,5% ha consumido estas sustancias alguna vez en la vida y el 11,6% en el último año.

Al igual que ha sucedido entre la población general, esta encuesta revela un aumento de su consumo por parte de los menores tanto en el último año como en el último mes. En el caso de los hipnosedantes sin receta, en esta encuesta el 5,8% de los menores ha consumido estas sustancias en el último año y el 3,4% en el último mes (frente al 5,6% y 3% respectivamente en 2010)

Cannabis.-El cannabis es la droga ilegal consumida por un mayor porcentaje de jóvenes. Sin embargo, su consumo ha disminuido un 36% en la última década.3 de cada 10 estudiantes ha probado cannabis alguna vez en su vida y 1 de cada 4 lo ha consumido en el último año. El 2,7% lo consume a diario (3,8% chicos y 1,5% chicas).

Aunque el consumo global de cannabis en este sector de la población se ha reducido, la encuesta muestra un repunte en el consumo de riesgo. Según la escala CAST, utilizada internacionalmente, el 16% de los menores que ha consumido cannabis en el último año corre el riesgo de padecer los problemas físicos y psicológicos que se derivan del uso de esta droga. De hecho, el consumo de cannabis origina el 94,9% de las demandas de tratamiento entre los menores, mientras que en 2005 esta proporción era del 70%.

Además, entre los consumidores de cannabis, un 44% ha repetido curso, frente a un 28% de repetidores entre los que no consumen.Cocaína. En el caso de esta droga, también se confirma la tendencia descendente. En los últimos diez años, la prevalencia de consumo se ha reducido en un 60% tanto entre los que han consumido cocaína alguna vez en la vida, como entre los que la han consumido en el último mes.

Esta tendencia descendente también coincide con la reducción que se ha observado entre la población general. Asimismo, la cocaína ha perdido protagonismo en los servicios de urgencia o en los centros de tratamiento por drogas.

Anfetaminas, alucinógenos y éxtasis.-El consumo de este tipo de sustancias se mantiene en niveles muy bajos y su prevalencia prácticamente no ha variado respecto a la encuesta anterior. Desde el 2004 el consumo de estas drogas se ha reducido de forma importante, hasta en un 50% en algunos casos. No obstante, se aprecia un ligero repunte en el consumo de éxtasis.

Heroína.-La heroína es la droga menos consumida por los estudiantes de 14 a 18 años.En el 2013, un 1% la había probado alguna vez, un 0,7 %  en el último año y un 0,6 % en el último mes.

Drogas Emergentes.-En 2013, se ha introducido por segunda vez en esta encuesta un módulo específico sobre el        consumo de las llamadas sustancias emergentes. Son drogas que           se venden por internet y por tanto de gran accesibilidad. España ha sido un     país pionero en la realización de este estudio y en 2012 puso en marcha un sistema de alerta temprana para detectar su posible consumo.

En España, las sustancias de este tipo más consumidas son las setas mágicas (2,2%) el “spice” (1,4%) y la ketamina (1,1%)